PASTORAL

21 de junio: San Luis Gonzaga

Conocido como el patrono de la juventud cristiana y protector de los jóvenes estudiantes. Nació en Italia, en el año de 1568, en el seno de una familia noble. Desde niño supo que dedicaría su vida al servicio de Jesucristo, en la Compañía de Jesús y logró su objetivo a pesar de la oposición de su padre, quien quería que su hijo sea un militar de carrera, igual que él.

Luis vivió y compartió con la alta sociedad de su época y rápidamente notó que ese ambiente estaba lleno de fraude, vicio y crimen, por lo que eligió practicar una vida de piedad y penitencia.

Ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús, siendo una persona fiel a las reglas, cuidadosa y desprendida de toda vanidad. Fue un hombre de gran corazón que a pesar de los abatimientos de su vida, se caracterizó por su alegría y misericordia.

Por aquel entonces, Roma se vio afectada por una epidemia y los jesuitas abrieron un hospital donde ellos mismos cuidaban de los enfermos. Luis Gonzaga, con mucho amor y paciencia, se dedicó a esta labor hasta que él mismo se vio contagiado y falleció a los 23 años de edad.

El Papa Paulo V lo beatificó el 19 de octubre de 1605, canonizado el 13 de diciembre de 1726 por Benedicto XIII.

Texto de https://bit.ly/2UpCQJm