PASTORAL

21 de octubre: B. Diego Luis de San Vitores, sacerdote, y S. Pedro Calungsod, mártires

Diego Luis de San Vitores (1627-1672) recibió la palma del martirio en la isla de Guam. Tuvo la primera idea de entrar en la Compañía cuando aún tenía 11 años, pero la oposición de sus padres hizo que tuviera que esperar aún dos años. Nacido en una familia noble de Burgos, España, entró en el noviciado el año 1640 y estudió filosofía y teología en Alcalá de Henares antes de recibir la ordenación el 23 de diciembre de 1651. A pesar de que deseaba ser misionero en China o Japón, comenzó enseñando gramática en Oropesa y siendo tutor de los escolares jesuitas que hacían la teología en Madrid. Finalmente el General, P. Goswin Nickel, le destinó a la misión de las Islas Filipinas en 1659.

Más en: Jesuits global

San Pedro Calúñgsod (1654 – 1672) fue un mártir católico de Filipinas, asesinado en 1672 en Guam por el jefe chamorro Mata’pang, quien se oponía a los bautismos que hacían los misioneros bajo el liderazgo del sacerdote jesuita español Diego Luis de San Vitores, que también fue asesinado en el mismo evento. Pedro tenía 18 años y fue beatificado el 5 de marzo de 2000 por el papa Juan Pablo II y canonizado el 21 de octubre de 2012 por el papa Benedicto XVI.

Más en: Jesuits global