INSTITUCIONAL

Fiesta de San Ignacio de Loyola

Hoy, 31 de julio, es la fiesta de San Ignacio de Loyola, el fundador de la Compañía de Jesús y quien falleció en esta fecha, en el año 1556.

Ignacio, considerado un santo diferente, nació en 1491 y muchos historiadores consideran que reestableció la base de tradicional de la santidad. Antes de él, la santidad implicaba un grado de extravagancia, pero él es un “santo mundano”.

Ignacio se aseguró de que los primeros jesuitas pasaran la mayoría de su tiempo en lugares relativamente seculares como aulas, enseñando en forma menos directa sobre la Biblia y la doctrina de la Iglesia que sobre la literatura y los clásicos antiguos. Envió cartas a sus misioneros pidiéndoles que le escribieran no solo sobre su labor sino también sobre las costumbres locales, la vegetación y la vida silvestre– «todo lo que pareciere extraordinario». Más que nada, Ignacio quería que los jesuitas salieran y «buscaran a Dios en todas las cosas».

Datos de la vida de San Ignacio

Nombre: Íñigo de Loyola. Cambiará su nombre a Ignacio después de sus estudios en París.

Nobleza: Provenía de una familia nombre y antigua del País Vasco

Conflictivo: Fue un soldado que por la situación sociopolítica de su país, era un hombre conflictivo, violento y vivía una sexualidad irresponsable.

La bala de cañón: En 1519, a sus 28 años, defendiendo Pamplona del ejército francés, una bombarda le pasó entre las piernas destrozando una e hiriendo gravemente la otra. Esto le hizo pasar un gran período de convalecencia en su casa familiar y cambiaría su vida y luego el mundo.

La lectura elevó su espíritu: Mientras sanaban sus extremidades, pidió su lectura favorita (libros de caballería y aventuras de ese entonces), pero en su casa familiar solamente había textos sobre la vida de Cristo y de los santos, y decidió imitarlos. Algunos de sus biógrafos afirman que tuvo una visión con la Virgen María y Jesús y desde ese momento puso su vida al servicio de Cristo.

Inicia su viaje: Apenas terminó el período se sanación de sus piernas, fue en peregrinación al Santuario de la Virgen de Monserrat. Luego de un período de oración, cambió sus ropas de lujo por las ropas de un vagabundo, se consagró a la Virgen y se confesó. Así resolvió dejar los placeres mundanos, se puso un sayal y zapatos de suela de cuerda.

Ejercicios Espirituales (EE): Creó los Ejercicios como una experiencia personal e íntima y los plasmó en un libro que ha ayudado en los últimos 400 años a innumerables hombres y mujeres a encontrar a Dios y a dar sentido a sus vidas. Dios habita y trabaja en todas las criaturas y en todo lo que nos acontece. 

Estudios: Luego de completar los EE, fue a Tierra Santa en 1523 donde predicaba en las calles, pero solamente se quedó un año. Regresó a España y estudió latín, lógica, física y teología. También evangelizaba a niños y organizaba reuniones.

Compañía de Jesús: Fundó la Compañía en 1540 y sus primeros compañeros no eran todos españoles, se conocieron con Ignacio en sus estudios en París. Ellos fueron el núcleo y serían canonizados, en menos de un siglo, Ignacio y Francisco Xavier.

Su muerte y legado: Ignacio murió lejos de los lujos entre los que nació. Sus últimos años vivió en una pequeña habitación en Roma, desde donde fue testigo del crecimiento de la Compañía de Jesús, que en el año 1556, ascendían a cerca de 10 mil y se encontraban en toda Europa, India y Brasil.

Bibliografía: 

Jesuits.org: https://www.jesuits.org/es/stories/la-vida-de-san-ignacio-de-loyola/

Jesuitas Provincia España: https://jesuitas.es/es/inicio/espiritualidad-ignaciana/ejercicios-espirituales

ACIPRENSA: https://www.aciprensa.com/noticias/9-datos-sobre-la-vida-de-san-ignacio-de-loyola-que-debes-conocer-65814