ACADÉMICO

Acompañamiento: un camino pedagógico

Continúa la capacitación a las y los colaboradores de plantel con el objetivo de prepararse tanto académicamente, como en formación espiritual y humana de quienes constituyen el plantel.

El jueves, 18 de agosto, el P. Gilberto Freire, SJ., por solicitud del Hno. Guillermo Oñate, SJ., hizo una pausa en sus actividades y compartió sus conocimientos y experiencia sobre el Acompañamiento. Afirmó que es un regalo de Dios para la Iglesia y para todos sus miembros, que requiere esfuerzo y tiempo para preparase. El Padre Gilberto invitó a todos los participantes a reflexionar en grupo y compartir conclusiones. Afirmó que todos los miembros de la Comunidad Educativa son acompañantes a través del ejemplo, de la escucha, la empatía. El acompañamiento espiritual es una gracia de la Compañía de Jesús que se materializa en su misión más grande (aunque no la única): la educación.

Por esta razón, la persona que acompaña debe ser testigo del amor de Dios, es decir, debe ser testimonio de cómo actúa el Creador en la vida de los seres humanos. En los colegios de la Compañía en el Ecuador, la figura, presencia y la devoción por la Dolorosa es muy importante.

En conclusión, el acompañamiento en el San Gabriel es una misión corporativa, donde todos sus miembros están comprometidos, desde sus directivos pasa por todo el claustro de docentes y administrativos para formar niños, niñas y jóvenes, es decir, generaciones con principios humanos y cristianos, y A Mayor Gloria de Dios.