INSTITUCIONAL

Debemos dar siempre nuestro mejor esfuerzo

En el primer día de clases de Básica Superior y Bachillerato, se anunció que en los próximos días se realizaría la inauguración oficial del año lectivo con la presencia del Hno. Guillermo Oñate, S.J. Este acto se realizó el 13 de septiembre de 2019, en el Polideportivo del plantel.

Después de la oración presidida por el Hno. Freddy Medrano, S.J., director de Pastoral, , el Rector enfatizó el agradecimiento a los padres de los jóvenes por la confianza que continúan poniendo en la Compañía de Jesús al elegir al San Gabriel para formar a los estudiantes, donde ellos crecen académicamente y en valores. Afirmó ser testigo de la dedicación de la planta docente y administrativa en prepararse para un nuevo año, con el objetivo de que los estudiantes aprendan y se sientan bien en la institución.

Dentro de su discurso de bienvenida, se dirigió a los estudiantes indicando que el tiempo de vacaciones también debió ser un tiempo de reflexión, no para sentir culpabilidad, sino para pensar en la manera de mejorar su vida: “sobre todo porque ustedes están llamados a responder a sus familias que, en muchos casos hacen un gran esfuerzo por tenerlos en San Gabriel. Por favor no gastemos mal el tiempo; aprovechemos el tiempo para lograr lo que sus familias quieren para ustedes”.

Afirmó además, que los jóvenes de Tercero de Bachillerato tienen muchas actividades en este año que deben ser planificadas para que tengan éxito, “porque estamos llamados a dar todos los talentos que Dios nos ha dado, es decir, poner todo el esfuerzo para dar el máximo. No existe el no puedo”.

El Rector, además anunció que este año, la Comunidad Jesuita del Colegio es más grande y que la mayoría estará a tiempo completo acompañando el proceso de todos los estudiantes, además del equipo de Pastoral. Esto tiene un gran valor dentro del colegio porque la ignacianidad, el “Ser más para servir mejor”, se traslada a la vida. “Todo esto se enmarca en lo que hemos estado trabajando no solo en este colegio, sino en todos los colegios de la Compañía de Jesús: InnovAcción XXI, este es un paso valiente de la Compañía y está poniendo los mejores esfuerzos para llegar al objetivo de formar personas a la luz de Dios y sobre todo, que sean felices”.

Finalizó pidiendo el esfuerzo de docentes, padres de familia y estudiantes, para que al final del año lectivo se lleven la satisfacción de haber puesto las mejores energías para ser buenos acompañantes y buenos amigos, siempre poniendo en la cotidianidad de la vida a la Madre Dolorosa.