ACADÉMICO

InnovAcciónXXI: Diarios de la Colonia – Tercero de Bachillerato

Poco a poco todos los estudiantes del plantel comienzan a presentar sus productos finales del primer parcial y, los jóvenes de Tercero de Bachillerato, en el Proyecto Humanístico, pusieron toda su creatividad junto con su capacidad de investigación y crítica para presentar un periódico con el acompañamiento de los docentes encargados de este proyecto: Eduardo Borja, Andrés Silva y Freddy Medrano de las materias de Historia, Literatura y Formación Cristiana.

A diferencia de los docentes del proyecto Científico, los del proyecto Humanístico ya tenían acercamientos con los estudiantes, por esta razón Eduardo Borja comenta que al iniciar el año lectivo tenía expectativas muy altas con los jóvenes pues sabe que son un grupo responsable, crítico y que no le teme a los retos. Indica que el Proyecto Humanístico tiene buena acogida con los estudiantes y eso obliga a los docentes a prepararse más para responder a las preguntas y cuestionamientos de los chicos.

Es cierto que en la modalidad presencial en el colegio, se puede compartir y tener distintas lecturas de cada grupo de jóvenes; por su parte, las clases mediadas por la tecnología han traído cosas positivas, entre ellas la capacitación de los docentes para utilizar diferentes plataformas y programas para lograr que los contenidos académicos sean más atractivos y generar interés en los muchachos. En este proyecto se usaron crucigramas, formularios, juegos y otras actividades que ofrecen las distintas aplicaciones.

Para finalizar el parcial, la propuesta del producto final fue realizar un periódico, esto, según comenta Eduardo Borja, porque en este se puede evidenciar la Literatura y la Historia. Por un lado es exigente en cuanto a la redacción de los diferentes géneros periodísticos como la notica, la crónica, etc., y por otro lado el contenido histórico y la investigación le da más peso a los trabajos. Esto se complementa Fe y Razón de Formación Cristiana que ha sido un parte importante dentro de la historia jesuita en nuestro país y ha ayudado a incrementar el espíritu crítico de los jóvenes.

Este año, los docentes del proyecto decidieron trabajar las dos versiones de la historia: la versión española y la versión indígena, “… porque no todo fue malo ni todo fue bueno, sino que este proceso nos ha permitido llegar al punto cultural en el que nos encontramos ahora”, afirma Eduardo Borja. Esto les ha permitido a los estudiantes ser conscientes de sus raíces y críticos en cuanto a su presente.

Si bien el producto final habla por sí mismo, es importante mencionar que todas las actividades de los estudiantes son evaluadas. El periódico, en particular, tenía parámetros muy exigentes, comenzando desde el título que debía ser claro y atractivo, además de tener un contexto histórico, literario y social; el contenido debía basarse en los acontecimientos de los siglos XVI, XVII y XVIII, es decir en el período de La Colonia. Se evaluó además la estructura, imágenes de la época, el objetivo era que los jóvenes se conviertan en investigadores, periodistas, redactores, editores incluso en publicistas para sacar su producto adelante.

Para la evaluación del producto final, los docentes preparan y comparten con anticipación, el contenido de lo que se va a trabajar y los parámetros a evaluar con la rúbrica y lista de cotejo. Así tanto docentes como estudiantes tenemos claro cómo trabajar.

Más imágenes aquí