Inauguración del Seminario Internacional de Excelencia Educativa e Innovación

Desde la mañana del lunes 2 de diciembre de 2019, comenzaron las primeras actividades del Seminario de Excelencia Educativa e Innovación organizado por la Confedec, Fundación Fidal y el Colegio San Gabriel. Este evento tiene como propósito ofrecer a las instituciones, directivos y docentes insumos para experiencias educativas más innovadoras.

El discurso de bienvenida estuvo a cargo del Hno. Guillermo Oñate, rector del Colegio San Gabriel, quien agradeció a los panelistas y conferencistas por compartir sus experiencias con los docentes. “Siempre es gratificante encontrarse con quienes compartimos la misma misión y visión de formar a quienes serán los responsables de seguir transformando el mundo en el que vivimos… cada día estoy más convencido de que la educación debe ser la protagonista del destino de los pueblos. Necesitamos creer en lo que hacemos, contagiar a los demás, compartir nuestras prácticas e incidir en las políticas públicas”.

La MSc. Claudia Arteaga, directora ejecutiva de Fundación Fidal, fundada en el año 1999 y cuyo eje fundamental es trabajar en mejorar la calidad de educación y de manera directa con los docentes. Además invitó a los docentes a participar en el Concurso Nacional de Excelencia Educativa, que por 12 años ha premiado a profesores cuyos proyectos han influenciado en la vida de sus estudiantes.

 

Ma. Fernanda Crespo, subsecretaria de Fundamentos Educativos y representante de la Ministra de Educación, afirmó que desde esta cartera de Estado, están conscientes de que la mejor manera de aprender es ‘juntos’. “Qué mejor que reunirnos con colegios hermanos y con expertos en el tema para seguir fortaleciendo nuestros conocimientos y seguir aprendiendo, porque los educadores nunca dejamos de aprender”.

Para finalizar, el MSc. Rómulo López, presidente de Confedec, saludó a todos los docentes laicos y religiosos; a los directivos de las instituciones, padres de familia y estudiantes. “Hago votos por que este seminario cumpla con los objetivos propuestos en un ambiente de fraternidad, reflexión, alegría y participación; de tal manera que cuando regresemos a nuestra misión, lo hagamos con frutos listos para el convertir en simiente  y seguir sembrando en nombre del maestro de maestros: Jesús”.