InnovAcción XXI: Cuentos del Ecuador

Durante dos unidades, los estudiantes de Sexto de Básica realizaron actividades para conocer los cuentos del país durante el Proyecto Humanístico. Primero investigaron los cuentos y leyendas de cada uno de los lugares que se planificaron para presentación; una vez definida la historia que se iba a contar, los estudiantes ayudaron y dieron sus propuestas para realizar el guion de los cuentos.

Parte de la propuesta de este proceso era que los chicos experimenten es uso práctico de lo que se trabaja en el proyecto Suzuki. Por esta razón, junto a Diego Chiriboga, docente de música, utilizaron las melodías que aprendieron durante todo el año para adaptarlas a ritmos ecuatorianos: “hicimos un trabajo rítmico con las melodías que ya saben (los estudiantes) para que no tengan la presión de aprender algo completamente nuevo. De esta manera la producción se hace más rápida porque trabajamos sobre un repertorio que ya está asimilado por los chicos; esto facilitó el montaje y garantiza la calidad que necesitamos”.

En este punto del proceso, la docente de Expresión Corporal, Belén Duque les pidió a los niños y niñas que armen coreografías de acuerdo al tema: “las coreografías fueron creadas por ellos, yo las junté, ordené y las colocamos en la escena teatral”.

Luego se crearon los guiones con las propuestas de los estudiantes; con Diego Chiriboga se grabaron los audios de los cuentos con el repertorio Suzuki adaptado a la necesidad de este proyecto; y comenzó la puesta en escena. “Yo nos les dije lo que tenían qué hacer; ellos (los estudiantes) ya tienen noción de eso. Todo este proceso lo han hecho los niños”, afirma Belén Duque.

Diego Chiriboga asegura que el proyecto Suzuki que se trabaja por dos años en el plantel. En su propuesta original, es personalizado para un estudiante, un profesor y un adulto que pueda acompañar este proceso. Sin embargo para traerla a las aulas, los docentes de música lograron hacer una adaptación utilizando la tecnología y ha dado excelentes resultados en el aula. No obstante, el apoyo de los padres de familia es vital en el aprendizaje musical, es evidente cuando los niños que tienen acompañamiento de sus padres en casa porque desarrollan sus habilidades y destrezas más rápido y con más seguridad… “es parte fundamental para el avance y el disfrute de los chicos en lo que están haciendo”.

Por su parte, Belén Duque añade, “me emociona profundamente que los niños estén tan desenvueltos en el escenario. Son grupos que han estado conmigo desde Segundo de Básica; siento una satisfacción enorme porque sacan productos muy bonitos y, prácticamente, solos”. Diego Chiriboga manifiesta que “cuando se ve el resultado del trabajo desde que implementamos Suzuki, en realidad es gratificante y satisfactorio. Se puede percibir en ellos y en su ejecución la seguridad que tienen, se ha vuelto natural para ellos porque se da de forma natural. Es por eso que cuando ellos están en el escenario, fluyen”.

Más imágenes aquí