PASTORAL

Jóvenes del Colegio San Gabriel consolidan su vida espiritual

Luego de varios meses, un grupo de jóvenes de Segundo de Bachillerato volvieron a verse presencialmente, para recibir el Sacramento de la Confirmación en el Templo de La Dolorosa. Tanto jóvenes, como padres, madres y padrinos, así como los educadores y equipo de apoyo del colegio, se sentían emocionados de verse después de tanto tiempo. Con las medidas de seguridad pertinentes, las familias poco a poco ingresaron al templo y ocuparon lugares definidos en la iglesia.

En su mensaje, el P. Homero Fuentes, SJ., recordó a los estudiantes que recibir la Confirmación, significa que, con el acompañamiento de sus padres y padrinos, desde ahora ellos son responsables de su crecimiento espiritual. La fe debe ser un testimonio de vida, que lleven adelante principios y valores para acompañar esa vida, es decir que sean líderes en sus familias y en sus comunidades para transformar la sociedad y el mundo.

Añadió que los jóvenes del plantel tienen un añadido especial “están formados a la luz de la Madre Dolorosa… aquellos que fundaron hace muchos años el Colegio San Gabriel no pensaron en jóvenes mediocres que piensen en pasar los años con el mínimo o pensando cuándo son las vacaciones; sino en jóvenes que piensen en convertirse en guías para los demás, en defensa de sus familias, en solidaridad con los amigos, en el núcleo de la sociedad”.

Después de la homilía, los jóvenes recibieron la bendición de sus padres y padrinos, y luego se acercaron uno a uno a recibir la bendición del Sacerdote.

Esta ceremonia se realiza luego de que los estudiantes se prepararan espiritualmente y debía realizarse el año lectivo anterior; sin embargo voluntariamente padres, padrinos y estudiantes, han decidido adherirse personal y comunitariamente y despertar un sentido de pertenencia que implica una transformación en la vida de los jóvenes: modelarse a la vida de Jesús para ser capaces de amar como él.

Más imágenes aquí

También te puede interesar…