Procesión Interna y Misa 2019

El 26 de abril de 2019 se realizó la Procesión Interna. Los padrinos de este acto son los estudiantes de Tercero de Bachillerato, como un símbolo de crecimiento, de amor y sacrificio. La procesión comienza en su edificio, con las madres de los estudiantes que entregan las andas a los jóvenes. En el camino se unieron los estudiantes de Básica Superior hasta la primera estación, donde los minichucaritos de Inicial y Primero de Básica, cantaron a La Lolita y rezaron.

La procesión continuó por la calle Rumipamba hasta la segunda estación donde les esperaban niños y niñas de Básica Elemental y Media. Canto, música y baile fue la ofrenda para nuestra Madre. La siguiente estación fue en el ingreso de la puerta de cristal, donde esperaba el siguiente grupo de niños de Básica Elemental y Media. Este grupo de estudiantes dedicó una canción a la Dolorosa.

La procesión finalizó en el ingreso al Templo, con la eucaristía. Esta fue dedicada especialmente a Martín Cruz, estudiante de Tercero de Bachillerato. “La gran noticia es que él ahora está con nuestra Madre del Cielo”. Como invitados especiales, además de los jóvenes de la Básica Superior y Bachillerato, estuvieron los y las estudiantes de Séptimo de Básica.

En su mensaje a los jóvenes, el Padre Rector, se refirió a los estudiantes de Octavo quienes están próximos a ser consagrados: “ustedes podrán decir ‘nosotros hemos hecho caso a Jesús y para mostrar cómo le hacemos caso, nos hemos cobijado bajo el manto de La Dolorosa’; por eso sus mamás que tanto les quieren y han sufrido también por ustedes, van a venir y le dirán a María ‘aquí está mi hijo, aquí está mi hija; te dejo para que le acompañes durante toda su vida”.

A los estudiantes de Tercero de Bachillerato, que ya hicieron sus ejercicios espirituales y que ya tienen claro qué quieren hacer en su vida, les recordó que Dios ya tiene trazado un camino para cada uno de ellos. “Recuerden que María dijo que Dios todopoderoso dispersó a los de corazón altanero. Cuando oímos muchos insultos y vemos el deseo de herir al prójimo; chicos eso no es de los cristianos. María dice: dispersó a los de corazón altanero, a los que se creen superiores a los demás, porque no es de Dios se grosero o altanero con nadie… También dice que destronó del poder a los potentados, a los que usan el poder para apabullar a la gente más humilde. Somos nosotros, chicos, quienes debemos ordenar las cosas. Ahora en el Colegio, estamos aprendiendo a acercarnos a la gente que tiene menos que nosotros, para que el corazón se nos vaya amoldando al corazón de Cristo”.

Para finalizar, los estudiantes del último año de bachillerato, cantaron el himno a la Dolorosa alrededor del cuadro del milagro.

Más imágenes aquí