ACADÉMICO

InnovAcciónXXI: Redes sociales y niños - charla de 7mo de Básica

Planificar un horario donde se puedan realizar las actividades sincrónicas, asincrónicas, divertirse y compartir con la familia, fue uno de los aspectos que se tomó en cuenta en las charlas realizadas por el DECE  a los chicos de Séptimo de Básica el viernes 7 y el lunes 10 de mayo. Por su parte, los estudiantes, reconocieron que uno de los mayores retos es alejar los distractores, siendo el celular y el internet los más complicados porque muchas veces caemos en la “trampa” de las sugerencias de las redes y pasamos más tiempo del aconsejable viendo videos u otras cosas.

Olivia Navarrete, pasante de psicología aconsejó que tener una agenda para organizar el tiempo, así como un lugar para archivar los documentos del colegio, es de gran ayuda para mantener el tiempo organizado, pues si bien es cierto, por ahora tenemos momentos sincrónicos y asincrónicos, es posible que pronto se cambie de rutina, por lo que mantener hábitos de estudio y de escuela son muy importantes.

Paulina Chamorro, psicóloga del DECE habló sobre las redes sociales, considerando que los estudiantes de Séptimo todavía no están en edad para abrir sus propias cuentas en estas plataformas, algunos ya las tienen con autorización de sus padres y los demás, algún día podrán abrir cuentas por sí solos; es importante que todos y todas conozcan las implicaciones que esto tiene.

Se toparon 3 cosas importantes para manejarse en redes: el buen uso del dispositivo, es decir, cerrar el correo electrónico o alejar el teléfono mientras se está en clases. Usar un lenguaje adecuado y ser respetuosos, pues no por estar en una red social podemos ofender a quienes no piensen igual que nosotros. Y finalmente, los niños reflexionaron acerca de las consecuencias que podrían tener acciones como compartir imágenes de otros compañeros a modo de broma, según ellos “esto es una falta de respeto”. Paulina, recalcó que todo lo que se comparte a través de redes como WhatsApp o Facebook, se vuelve de acceso público y no podemos imaginar las consecuencias que esto podría llegar a tener.

Es importante recordar que los niños y niñas están en formación y las redes sociales podrían representar una puerta de entrada a los peligros de la red; por lo tanto, los padres de familia deben tener las claves de todas las cuentas no por un tema de control, sino por mantener un cuidado y proteger a los niños. Los estudiantes llegaron a la conclusión de que no deben aceptar solicitudes de personas (adultos u otros niños) que no conozcan y mucho menos conversar con ellos.