INSTITUCIONAL

SEXTO XXI: No son 6 años, es toda la vida

Testimonio de Mateo Martínez y Sebastián Panchi, estudiantes de La XXI

Cuando un estudiante ingresa al colegio, empieza a conocer de las tradiciones que existen, pero jamás imagina que tengan tanto impacto, que se vuelvan algo que  apasione tanto. Nosotros, los de La XXI, cuando entramos al San Gabriel, no pensamos que todo esto sea algo tan importante. Cuando veíamos nuestro primer lanzamiento, el de Sexto XVI, estábamos simplemente sorprendidos desde ahí comenzamos a imaginar ¿cómo sería cuando nosotros estemos ahí?, ¿cómo haríamos que nuestro lanzamiento fuera distinto?, ¿cómo dejaríamos la marca de nuestro Sexto?

Una de las primeras propuestas
Una de las primeras propuestas

 El lanzamiento del lobo representa el consenso de más 100 personas, más de 100 historias que hacen de una generación. Para La XXI, el Lanzamiento del Lobo simboliza quiénes nos formamos, a través de 6 años forjando una identidad propia, años en los que nos hemos vuelto uno con el colegio, donde hemos construido un legado para formar parte imperecedera de su historia.

A pesar de que el año lectivo 2020 – 2021 ha sido radicalmente distinto a lo que hemos vivido durante toda nuestra vida, y aunque sí representó un golpe no poder tener el último año como hubiéramos querido, mantuvimos nuestra postura de ser una generación que jamás se ha dado por vencida, y comenzamos a encontrar soluciones, nos adaptamos a nuestra realidad y mantuvimos lo que somos y representamos. Quisimos mostrarle al colegio y al mundo lo que es un gabrielino y lo que es un miembro de La XXI.

La XXI representa una identidad porque siempre hemos tratado de resaltar, somos unidos y estamos siempre listos para defender nuestro pensamiento y valores. Somos rebeldes, y esto fue clave para sacar adelante el Lanzamiento del Lobo en esta situación tan complicada. Nuestra rebeldía es proactiva pero, sobre todo tenemos la actitud de estar dispuestos a cambiar la realidad y defender lo que es nuestro.

El  lobo de cada generación empieza a pensarse seriamente desde 1ro BGU: empiezan a circular los primeros bocetos de diseños de lobos; el proceso formal se da desde 2do BGU: la elección del lobo, la chompa, sus colores y cada una de sus características se realiza con todos y cada uno de los miembros de la generación. La XXI, sin embargo, creó una comisión que se encargó de la organización de todos estos proyectos, mismo que tuvieron diferentes fases: convocatoria, recepción, filtración, diseños finales, presentación y finalmente la votación definitiva.

 

primeras propuestas - acuerdos entre todos
primeras propuestas – acuerdos entre todos

Una vez realizado esto, se abordó el lanzamiento de lobo, que como todo relato, comenzó con una inspiración. La historia empieza a surgir por los sucesos de octubre de 2019, esto nos marcó, y quisimos representar un héroe para la gente. Consideramos que esta figura se sigue necesitando y, en el contexto del mito que deja una generación, pensamos en el futuro y es lo que queríamos dejar.

Este trabajo no se produce de la noche a la mañana, lo empezamos a pensar desde 1ro de Bachillerato. Siempre tuvimos la idea de que sea presencial, no fue hasta enero de 2021 que empezamos a ver la virtualidad como una oportunidad de que el lanzamiento no sea visto sólo una vez, si no que se quede guardado en las páginas del colegio y en la memoria de los miembros de la comunidad educativa, ya sean padres, alumnos, exalumnos, profesores, personal, etc.

Existieron muchísimos mensajes que nosotros decidimos presentar con nuestro lanzamiento como la tecnología, el vivir pegado a un dispositivo, aunque se ha vuelto una normalidad en estas circunstancias, nos ha vuelto escépticos. Como generación, queríamos demostrar que, a pesar de las limitaciones, cuando se tiene un objetivo claro se puede conseguir, independientemente de nuestro contexto, queríamos demostrar que estábamos presentes, que jamás nos quedamos impávidos; queríamos demostrar esa característica rebelde y proactiva que ha hecho de La XXI, una generación inolvidable.

Este proceso empezó con la elaboración del guión, empezamos planteando un enemigo, el mismo que mantuvimos en nuestra historia. Incluimos a todos los lobos de generaciones anteriores que dejaron algo en nosotros; esto con  el fin de representar lo que hemos aprendemos año tras año en nuestra aventura por las aulas del colegio. Las grabaciones fueron largas y cansadas, algunas veces la energía se agotaba, pero nos dábamos ánimos mutuos y encontramos fuerza en ese sentimiento de compañerismo y amor al Colegio.

Fue emocionante tener el producto audiovisual para editarlo, hacer los últimos retoques y detalles. Pensábamos que así se sienten los directores de cine, porque es hacer y ver que un producto al que pusimos horas de amor y esfuerzo, realmente nos llena de orgullo, más aun sabiendo que es algo que  identifica a 144 personas. Fue un proceso increíble y laborioso, pero valió totalmente la pena. A pesar de la complejidad, el Lanzamiento fue completamente liderado por estudiantes de la generación, las autoridades nos abrieron las puertas del colegio, y nos apoyamos en instituciones terciarias, padres de familia.

En nuestro lobo podemos encontrar algunos elementos como el piercing, coleta y su vértebra, que representa la fortaleza, sabiduría, liderazgo y rebeldía. También notamos los collares: uno de ellos representa a Octavo y  Noveno de Básica por las múltiples experiencias que vivimos esos años. También hay una placa de militar que representa cómo, durante los 6 años, logramos encontrar nuestra identidad. Dos elementos que llama la atención son la herida en el ojo y el arco de púas, que representan los años más difíciles en el Colegio, todos los retos que hemos afrontado y superado, además de nuestros compañeros y amigos que se quedaron en el camino a Sexto.

Por primera vez se pudo presentar nuestra chompa de sexto, la piel que cubre a 144 amigos y nos hace formar una familia. La chompa XXI además de los elementos que mencionamos en el lobo, tiene diversos símbolos que la hacen especial: el trisquel, la primera espiral representa las sensaciones y los sentidos, los límites y las capacidades del cuerpo; la segunda espiral representa la conciencia y la razón, el camino de las ideas y el pensamiento, y la tercera espiral, llamada triskelian, representa el duro camino del alma, aprendiendo  del mundo del espíritu y de los dioses. Finalmente la tipografía símbolo de ser indomables.

El lanzamiento del lobo es uno de los eventos más importantes en la vida del gabrielino, es  un momento que marca un antes y un después en todas las generaciones, significa presentar identidad frente a toda la comunidad. Es un honor, como parte de La XXI, haber realizado nuestro lanzamiento, en una situación tan difícil, siendo firmes, manteniendo nuestra identidad. No pudimos elegir nuestro contexto, pero decidimos enfrentarlo y sacar adelante a una manada. Ahora nuestra identidad es oficial, somos La XXI, una generación distinta, caracterizados por nuestra garra y rebeldía, algo que será nuestro por siempre. De ahora en adelante, somos parte de la historia del colegio. Somos La Inolvidable, Somos La XXI.

También te puede interesar…