PASTORAL

Tenemos mucho por qué agradecer: Consagración de Décimo de Básica

El 13 de marzo de 2020, fue el último día de ese año que los estudiantes estuvieron en las aulas y quienes estaban en Octavo de Básica, no pudieron entregar sus cartas a la Madre Dolorosa y tampoco vivieron su Consagración.

Aquel año lectivo (2019-2020), las familias participaron de una misa virtual y hoy, se completó ese rito con la entrega de cartas, la lectura de las fórmulas de Consagración de madres e hijos, con la bendición y entrega de los collares a las y los estudiantes.

Este año lectivo, aunque con restricciones y protocolos, podemos encontrarnos y vivir, con fervor y alegría, nuestra fe. A esto le sumamos el Año Ignaciano al conmemorarse los 500 años de la herida que motivó la conversión de Ignacio de Loyola. Ciertamente hay mucho por agradecer al buen Padre Dios.